Archivado por noviembre, 2008

La interfaz mas usada siempre tiene una cabeza y un pie. Su cuerpo se divide en dos o tres columnas teniendo una de ellas mayor ancho que las demás, siendo ésta la que alberga el contenido con mas profundidad. Como veis el ser humano en principio crea todo a su imagen y semejanza. El diseñador tiende basicamente a representar la interfaz como un reflejo de lo humano para hacerla mas asequible.

Luego con el tiempo y experiencia se desarrollan otros modelos de presentación que conllevan mas creatividad, que diluyen ese reflejo en narraciones visuales mas elaboradas y que mantienen, en lo posible, los elementos básicos necesarios para el adecuado funcionamiento de la interfaz.

En un principio la interfaz de escritorio de Apple HyperCard de los Macintosh dió el primer paso al imitar el Rolodex, siguió luego el diseño de los Macintosh 128 con una interfaz para el ordenador como metáfora del escritorio, buscando así un entorno de trabajo que imitara al que el usuario ya estaba acostumbrado.

Hay una necesidad imperante del usuario de manejar cosas que conoce, papel, reglas, lápices, botones, cajas, etc. El ordenador es una prótesis que nos permite la manipulación directa de los objetos virtuales que tenemos en la interfaz imitando la realidad. Esta misma concepción se extendió a los programas usados para la creación de documentos, presentaciones, gráficos y, por supuesto, las páginas web.

En Diseño de nuevos medios de comunicaciónTom Elsner, de la asesoría de diseño británica Bureau for Visual Affairs, afrima:

“Hacer un sitio web es como fabricar un objeto real”…

Objeto que tiene sus mecanismos, botones, pestañas, secciones, etc. que se espera que el usuario controle según sus necesidades. Por ello además de crear una estructura en función del contenido, es necesario tener en cuenta la ergonomía de los objetos que allí funcionan y de todo el objeto en sí.

Vemos en el tiempo como se ha evolucionado de una interfaz simple, a imagen de un texto impreso, hasta la tendencia actual a mostrar tres dimensiones. Ahora encontramos botones que se presionan, pestañas y fotografías que hacen sombra, efectos que imitan el paso de hojas de revista (pageflip), gráficos en 3D, uso de css para dar sensación de profundidad, etc.

Somos animalitos de costumbres y si queremos que nuestras webs funcionen debidamente hay que implementar objetos usables que por su forma y mensaje indiquen la acción que se espera de ellos, la jerarquía que tienen en el conjunto y los posibles caminos que hay disponibles.

En cualquier caso hay que mantener una estructura que permita diferenciar las diferentes partes y una forma en ellas que indique su función. La falta de estructura es una ausencia de significados. El usuario no soporta el caos, busca un orden que conecte las diferentes partes para tener una unidad espacial. Y si no lo encuentran se buscan otro camino ya que hay millones posibles a un solo clic.

Ya hablaremos de estructuras y jerarquías mas adelante, que este bullir de ideas en la cabeza hace que el mensaje sea mas largo de lo que debiera.

Quizás una de las primeras premisas de diseño que se encuentra quien se enfrenta a hacer una nueva página o proyecto web es la resolución a la que se va a presentar esta al usuario. Es problemático hacer la página con unas dimensiones fijas debido a la gran variedad de resoluciones que existen, lo que provoca que en la resolución escogida se vea bien pero en otras mas pequeñas no quepa y en mayores quede demasiado espacio libre.

Esta forma de diseñar era la usada antes cuando todo se maquetaba en tablas, aunque todavía hay algunos que montan las páginas de esta manera y ciertos programas lo hacen cuando se elabora el diseño en forma gráfica (aptos para vagos, y ya sabemos que el perezoso trabaja doble y mal). En cambio ahora el uso de los divs o cajas ha permitido usar bloques de objetos que se acomodan a la ventana en la que se presentan, ya sea por medidas en porcentajes, superposición de capas o por el uso de floats sin restricción.

Aunque la resolución más usada ahora es la 1024×768 como lo podemos comprobar aquí, aquí, aquí y aquí, nos encontramos con un mercado creciente tanto de portatiles con pantallas panorámicas como de grandes pantallas -panorámicas también- que se pueden usar como televisores, en ambos casos con posibilidad de mostrar altas resoluciones, y por otro lado del boom de los ultraportálies o netbooks que en gran medida regresan a resoluciones de 800×600 u 800×480.

El debate ahora está abierto entre usar un diseño líquido o uno elástico (términos, muy descriptivos por cierto, que trataré en otro artículo). El uso de los divs y la versatilidad que puede plantearse en el diseño de cajas móviles nos dan mas libertad a la hora de maquetar nuestras páginas pero nos obliga a tener en consideración lo que se incluirá en cada caja y la relación con las demás, esto es algo que requerirá un análisis mas sesudo (en todo se puede profundizar tanto como se quiera).

Para mi lo primordial para poder controlar el aspecto es poder tener un sistema que permita comprobar el diseño en diferentes resoluciones, así podemos corregir errores y comportamientos extraños (lease IE), para lo cual disponemos de varias herramientas. En mi caso uso, y recomiendo, tres gratuitas:

  • ToggleRes nos permite un cambio rápido entre dos resoluciones que se pueden configurar.
  • MultiRes nos permite cambiar la resolución a escoger entre una amplísima variedad incluyendo la tasa de refresco. Hay que configurar la pantalla para que se vea bien cada vez que se escoge una nueva resolución.
  • La extensión Web Developer para los usuarios de Firefox, la cual trae un botón Resize que nos permite adicionar las resoluciones de pantalla que queremos representar. No cambia la resolución real de la pantalla, solo la de la ventana, por lo que tenemos que poner la resolución en la pantalla más alta a la que queremos trabajar y luego ir escogiendo en Resize para mostrar las resoluciones mas pequeñas en la ventana.

Otro asunto que trataré un poco por encima luego es el de los dispositivos móviles para los que tenemos también formas de representarlos en el ordenador, así podemos comprobar como se ven nuestras páginas en ellos.

Comienzo aquí mi andadura en esto de los blogs. Trataré de publicar con cierta frecuencia mis pensamientos y cuestionamientos. No me considero un experto en diseño, pero si un buen observador del uso, del abuso y del funcionamiento de las cosas.

Las páginas web y, últimamente los sitios completos como objeto íntegro, en mi opinión tienden a funcionar como un mecanismo complejo con el que el usuario mantiene una interactividad, que es mas o menos efectiva en relación a la calidad de diseño del sitio y de su contenido, y a la relación entre ambos.

El tema gráfico de este blog en concreto,

theme evanescence de wordpress

lo he rediseñado completamente para adaptarlo al aspecto visual de mi sitio web www.jhmorales.es, al que podeis acceder también por el Portafolio.

He implementado un tamaño de letra y un ancho de párrafo que hagan la lectura cómoda en las resoluciones de pantalla más comunes. Además el tamaño de texto se puede variar según se prefiera y se conserva en la sucesiva navegación del sitio.

La disposición en dos columnas, cuando el ancho del texto se hace mayor por la resolución mas alta de la pantalla y se amplía el ancho de la ventana del navegador, permiten también el control de los renglones para que se mantengan dentro de una extensión óptima y agradable para leer.

No he querido “adornar” demasiado el diseño gráfico del blog para que no compita con el contenido, teniendo en cuenta también que parto de un diseño original bastante minimalista. En parte este fué escogido por su flexibilidad al tener una estructura fluida y ,a mi juicio, con los elementos justos, necesarios y en el lugar adecuado, pudiendo adaptarse convenientemente según el ancho de la ventana y la resolución de la pantalla.

Habrá algún detalle por retocar y es posible que algunos párrafos no se comporten adecuadamente en las columnas, pero esto ya es un asunto del plugin que las crea y espero se solucione en el futuro. Espero vuestros comentarios acerca de estas cosas que se me ocurren como usuario y diseñador de webs.