Archivado por febrero, 2009

Via CSSBlog he encontrado una pequeña guía sobre el uso de las fuentes en la web, la cual remite a información de webtaller.

Discrepo en algunas cosas basándome en mi experiencia y en mucha información que he encontrado en internet y libros sobre diseño gráfico y web.

Por un lado está el contraste, el cual para mí no debe ser demasiado fuerte. Lo primero que se viene a la cabeza en cuanto al contraste es el blanco y negro. Este queda bien en los libros, pero en el ordenador hay que sumarles el brillo que aporta la pantalla. Algo que no tiene el papel a no ser que sea así y en ese caso ya es un defecto de diseño, o un error del diseñador que lo escogió.

Basta con elegir un ligero tono pastel del color que se quiera, ya sea para el fondo o para el texto en caso de fondos muy oscuros. En cuyo caso habrá que aumentar un poco el tamaño de fuente o su espesor para que el fondo no se la coma.

Coincido en esto con los de CSSBlog, los colores deben tener una armonía. Pero esta debe ser preferiblemente análoga o monocroma, es decir, entre colores muy parecidos o el mismo color. Acercándose uno al negro y el otro al blanco, texto y fondo o viceversa. Evitando en lo posible las armonías complementarias que provocan vibración tonal. Como es el caso del naranja-violeta o magenta-verde, por ejemplo.

El interlineado y el interletrado deben ser algo que no se debería tocar a no ser que se quiera hacer algo especial. Ya quien diseñó la fuente estudió esas características para hacerlas adecuadas a la lectura. En cuanto al largo de los renglones diversas investigaciones han dado como resultado que un largo de 62-66 caracteres es el mas apropiado.

Salirse de estas bases es posible pero para casos puntuales, publicidad, logotipos, titulares impactantes, etc., pero no es recomendable para bloques de texto. Con efectos, contrastes extraños, interletrados e interlineados especiales, etc. en textos largos provocamos dificultad de lectura y cansancio visual. Lo que deriva en abandono de la web, lo primero que debemos evitar.